Tu Dicho

26.01.2011 21:59

SALMO 119:50: “Ella es mi consuelo en mi aflicción, porque tu dicho me ha vivificado.”

 

La Biblia es mucho más que un libro ¡Es la palabra viviente de Dios! ¿Qué significa eso? Que la sola lectura de ella renueva y bendice el alma, el cuerpo y el espíritu. Nuestra ignorancia espiritual nos ha hecho pensar que la Palabra de Dios es sólo para las cosas “religiosas”, pero ineficaces para las otras áreas de la vida cotidiana. Por cierto el principal problema del ser humano es espiritual, y hasta que eso no sea solucionado (por recibir a Cristo como su Salvador) las otras áreas de la vida no pueden ser sanadas o restauradas. El pasaje de hoy dice que los dichos o la palabra del Señor vivifica o da nuevo vigor.
En medio de su cansancio, en este momento usted puede ser vivificado por la palabra viviente del Señor; en medio de sus achaques, dolores o enfermedades la palabra viviente puede sanarle completamente. La Biblia no es un libro mágico o un talisman para ponerlo como adorno en la casa o para adorarlo. La Biblia no es sólo el libro con sus páginas compaginadas. ¡Es la Palabra de Dios! ¡La misma palabra que Dios utilizó para crear los cielos y la tierra! En este día le animo a que experimente el poder vivificador de la Palabra de Dios. Comience a leerla, meditar en sus consejos y en un momento determinado verá el obrar del Señor en su vida. ¡No lo dude, pues hay poder en la Palabra de Dios!


CONFESION DE FE:
LA PALABRA DE DIOS VIVIFICA MI ESPIRITU, ALMA Y CUERPO.

ORACION:
¡Gracias Dios Todopoderoso por la autoridad y vigencia de tu Palabra, la Biblia!