Sentarse al borde de la silla

02.02.2011 22:53

 

 

Tu cuerpo te delata: Sentarse en el borde de la silla.

Nuestro cuerpo tiene manifestaciones inconscientes, ¿Que expresas cuando te sientas al borde de una silla?

La posición -incómoda, tensa e indecisa- de sentarse en el borde de la silla refleja que una persona tiene la intención de llevar a cabo otra cosa. Por ejemplo, una persona que está presentando una entrevista de trabajo y se sienta en el borde de la silla indica que desea desperadamente que la prueba finalice y que puede marcharse, o una adolescente en una fiesta que está sentada al filo de su silla, luce insegura y muestra su deseo que la inviten a bailar porque hasta el momento nadie se le ha acercado.

La forma de sentarse indica claramente la actitud y el estado mental de una persona, pues los movimientos involuntarios de las manos, piernas y rostro en una situación determinada reflejan sus inseguridades o temores. Por esta razón, en una entrevista de trabajo es muy común dejar al entrevistado sentado en una silla para que puedan apreciarse los movimientos reveladores de sus manos y pies. El jefe por el contrario se escuda detrás de su escritorio para ocultar sus reacciones espontáneas, o si observamos a la bisabuela en una foto familiar, podemos observarla sentada con su espalda derecha, sus brazos cruzados, la boca bien cerrada y las piernas muy juntas en señal de autoridad, autocontrol y sexualidad reprimida.

Antiguamente era indicio de respeto y timidez la buena postura a la hora de sentarse y sentarse en el borde de la silla era de muy mala conducta.