La Mision de la Iglesia Catolica en Africa

21.08.2011 00:08

LA IGLESIA CATÓLICA EN CHAD.

La Iglesia es fundamental para curar las heridas del continente africano.

(ZENIT.org).- Si se quiere favorecer la curación de las heridas de África, es necesario apoyar a la Iglesia, cuyo papel es fundamental en la búsqueda de la paz en el continente.

Así lo ha afirmado en un comunicado la organización católica Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), que afirma haber aumentado su contribución a África más que al resto de continentes, sobre todo en los tres últimos años, también en respuesta al florecimiento de vocaciones y al creciente número de católicos.

La organización está concentrando sus esfuerzos sobre todo en la educación en la fe de los fieles y en la formación humana y religiosa tanto de cleros como de laicos, ya que considera que es "fundamental para romper el ciclo de la violencia y otras formas de conflicto".

La directora de proyectos de AIN, Regina Lynch, cree que "la Iglesia en África -con un número creciente de sacerdotes y un laicado más comprometido- constituye la mayor esperanza para un continente que para muchos sólo representa injusticia, derramamiento de sangre y desesperación".

"La violencia, la pobreza y el extremismo en regiones como el este de la República Democrática del Congo, Zimbabwe y Sudán, han atacado radicalmente la dignidad de la persona humana -sus valores, el sentido de lo que es justo o injusto, el sentido de comunidad y la confianza en Dios".

Si se quiere curar estas heridas, la Iglesia africana "necesita nuestro apoyo", explica.

Los últimos datos relativos a la ayuda proporcionada por AIN revelan que la organización ha donado 443.600 euros a Angola y 553.000 euros al Camerún, sobre un total de 14 millones para todo el continente africano.

El aumento de las ayudas, subraya Lynch, se debe sobre todo a las nuevas necesidades surgidas del aumento de las vocaciones, que sólo en el 2007 ha supuesto el 27,6%. Otros campos en los que AIN colabora son la promoción de los valores cristianos, la prevención del Sida y las iniciativas pro vida.

"El aumento del trabajo en África por parte de AIN es una respuesta a la vida y a la energía de la Iglesia, a su lucha por reconstruir el respeto a la dignidad humana, por desarrollar vías que lleven a la reconciliación, y para dar a los jóvenes la posibilidad de una vida mejor", explica.

Especialmente, Lynch destaca las iniciativas de reconciliación que se han puesto en marcha, por ejemplo, apoyando el santuario mariano de Kibeho (Ruanda), un proyecto que pretende ayudar a curar las heridas provocadas por la guerra civil, y que ha costado cientos de miles de muertos.

Otro proyecto se está llevando a cabo en Sudán, a través de proyectos como las escuelas Save the Savable ("Salvar lo salvable"), para los niños desplazados en Jartum.

"Por desgracia, el fundamentalismo islámico está penetrando profundamente en el continente, y en algunos países el futuro del cristianismo pende de un hilo", explica Regina Lynch.

Foro Univision.com