Cuidado con el "otro"

28.10.2010 19:54

 

MATEO 13:19: “Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.”

La Palabra de Dios enseña que tenemos un enemigo que hará todo lo posible para impedir que recibamos bendición del Señor.
La Biblia lo define como un ladrón que viene para hurtar, matar y destruir. El diablo es un ladrón pues él no tiene nada, ni tiene poder para lograr algo por sus propios medios. Su deleite es robar las bendiciones y la Palabra de Dios de la vida del creyente.
Cuando usted lee y medita la Palabra de Dios en su devocional diario y el Señor le da un pasaje con una palabra que necesitaba para afirmar su fe, inmediatamente el enemigo hará cualquier cosa para que usted deje de creer esa palabra y se pierda la bendición.
Puede ser que en el servicio del Domingo pasado haya recibido, por medio de una predicación de la Palabra de Dios o a través de una palabra profética, una palabra específica del Señor para su vida específica en éste momento específico de su vida.
No se quede pasivo, ¡Decida por sobre todo guardar esa palabra y no baje la guardia pues el enemigo vendrá para robársela!
El diablo sabe que la palabra de Dios alimenta nuestra fe (Ro. 10:17) y es por eso que trata de impedir que se cumpla en nuestras vidas.
Si ha recibido una Palabra clave de Dios para su vida, decida creerla, obedecerla y guardarla en su corazón hasta el tiempo de su cumplimiento. ¡Cuidado con el ladrón!


CONFESION DE FE:
RECIBO LA PALABRA DE DIOS E IMPIDO QUE EL DIABLO ME LA ROBE

ORACION:
Jesús, te pido que me ayudes a conservar tu Palabra contra los ataques del enemigo. Cúbreme con tu sangre preciosa de todo intento de robo de parte del diablo. En tu Nombre Señor impido que el maligno me robe la Palabra que tú me has dado. ¡Gracias Jesús por tu ayuda!